• INFO-LINE

    info arroba humipro punto com

  • ASISTENCIA

    925 41 91 00

Eliminar el Gas Radón

 

Para poder eliminar el gas Radón de nuestras viviendas o centros de trabajo, lo primero que debemos conocer es el gas en cuestión, su origen y la forma en la que entra en nuestras vidas.

Diagnóstico Profesional
GAS RADÓN

925 41 91 00

Solicita de forma GRATUITA tu diganóstico de Gas Radón por un profesional.

Rellene el Campo Nombre
Rellene el Campo Teléfono
Rellene el Campo Ciudad
He leido y acepto la Ley de Protección de Datos
Enviar Solicitud

El gas Radón provoca en España anualmente, según la Organización Mundial de la Salud, mas de 2.000 victimas mortales.

 
 
 
 
Eliminar el gas Radón de viviendas y centros de trabajo

Que es el gas Radón

El Radón es un gas radioactivo, altamente cancerígeno, que procede del subsuelo y que en altas concentraciones, principalmente lugares cerrados, como viviendas, colegios o centros de trabajo, se convierte en nuestro peor enemigo. Se le conoce con el sobre nombre del asesino silencioso, pues no puede ser detectado de forma natural por el ser humano. El gas radón es incoloro, inoloro e insípido, por lo que es imposible detectar su presencia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene alertando a España, desde hace años, de los daños que ocasiona el gas Radón en los seres humanos y certifica que es la segunda causa de cáncer de pulmón, después del tabaco, llegando en algunas partes de España, a ser el causante de esta enfermedad en un 14% de los casos.
 

El origen del gas Radón

El Radón es un gas de origen natural que proviene de la desintegración del uranio en el subsuelo, por lo que es algo que pertenece a la propia naturaleza y que no puede ser erradicado.  Dependiendo de las zonas, la concentración de uranio en el subsuelo es de mayor o menor importancia, clasificando el terreno como lugares de exposición baja, media o alta, con sus respectivos intermedios. 

El uranio en su desintegración, antes de convertirse en plomo, genera un gas (Radón) que se filtra hasta la superficie afectando y contaminando todo lo que encuentra a su paso, como pueden ser los acuíferos subterráneos.
 

 
 
 
 
 

Inhalación del gas Radón

El Radón al llegar a la superficie, se desintegra emitiendo partículas radioactivas que se fusionan con el aire que respiramos y pasan a formar parte de la troposfera,  y poco a poco, a pesar de ser más pesado que el aire, van ascendiendo a capas superiores de la atmosfera. La concentración en lugares abiertos, es tan baja, que prácticamente podemos decir que es inocuo para el ser humano, variando entre los 5 Bq/m3 a los 15 Bq/m3.

El verdadero problema de este gas asesino, radica en una concentración alta, pues sus partículas quedan flotando en el aire y al inhalarlas dañan seriamente nuestro sistema respiratorio, creando graves lesiones en nuestros pulmones. Por este motivo los espacios cerrados sin una ventilación adecuada se convierten en espacios altamente peligrosos, llegndo a alcanzar los 10.000 Bq/m3.
 

El Radón enemigo de la salud

Según estudios publicados, el Radón, es la segunda causa del cáncer de pulmón en el mundo. 

Las alertas se dispararon  por primera vez al cuantificar la tasa de afectados por esta enfermedad entre los mineros de las minas de uranio, expuestos a altas concentraciones del gas asesino. Con el tiempo estos estudios realizados en Estados Unidos, Europa y Asia, han demostrado que los espacios cerrados, dependiendo de las zonas, también entrañan riesgos para la salud.

La exposición a largo plazo, de una concentración media de gas Radón, aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón en un 16%, por cada 100 Bq/m3, siendo relativamente exponencial, es decir, a mayor tasa de concentración de Radón, más posibilidades de enfermar y en menor tiempo. La probabilidad de enfermar de cáncer de pulmón, por la inhalación del gas Radón, es aún mayor entre fumadores.
 

 
 
 
 
 

El Radón en los espacios cerrados

Lo primero y más importante es tener en cuenta la cantidad de uranio que contienen las rocas y el terreno que tenemos bajo nuestros pies. Lo segundo a tener en cuenta, será la permuta entre el aire interior y el exterior, que dependerá de la ventilación de la estancia y de la estanqueidad del propio edificio.

El gas radón se filtra a través de grietas en el terreno, juntas del suelo con las paredes, pequeños poros de la construcción, tuberías, desagües, sumideros, etc.. Al tratarse de un gas que puede incluso propagarse a través del agua, le es fácil acceder a los espacios cerrados.

Los sótanos y bodegas, suelen ser los ambientes más afectados por este gas, y en general todos aquellos espacios en contacto directo con el terreno.

La concentración de gas radón tiene riesgo de ser elevada hasta la segunda-tercera planta de un edificio.
  

Como eliminar el gas Radón de interiores

Para viviendas ya construidas, la solución más efectiva, es sin lugar a dudas la ventilación. La permuta del aire exterior por el del interior, hace descender la concentración del gas Radón hasta niveles prácticamente inocuos. Durante los meses de verano, con la apertura de puertas y ventanas, creando corrientes de aire en el edificio, conseguiremos atajar el problema, pero ¿Qué ocurre en los meses más inhóspitos?  

Durante los meses de invierno, e incluso del otoño y gran parte de la primavera, por las inclemencias meteorológicas, no podemos mantener durante largas horas las puertas y ventanas del edificio abiertas, siendo en ese momento necesaria la presencia de un sistema de ventilación mecánica, o ventilación forzada, que nos ayude a mantener un nivel de concentración de gas Radón bajo, creando espacios saludables.

Nuestros sistemas especiales de ventilación forzada para eliminación del gas radón, le ayudarán a evitar la aparición de este gas cancerígeno en su vivienda y poner el punto y final a los problemas del Radón en el interior de edificios.

En edificios de nueva construcción, se puede combatir la presencia del gas Radón en el ambiente, haciéndolo descender hasta en un 50%, o incluso más, a través de una mejor ventilación del forjado, instalando sistemas de extracción de aire en sótanos y bodebas, o con el sellado de paredes y suelos.
 

 
 
 
 
 

Sistema de medida del gas Radón

La radioactividad o concentración del Radón se mide en becquerelios (Bq), la cual debe realizarse por un profesional con arreglo a los protocolos nacionales, pues es un gas que fluctúa muchísimo y es necesario contar con medidores de alta precisión in situ, que nos avisarán de la existencia del gas cancerígeno.

Existen diferentes formas y dispositivos para medir la concentración de radón residencial, se pueden clasificar:

  • Según necesiten alimentación eléctrica o no:

    • Activos: requieren fuente de alimentación eléctrica para tomar las muestras. Permiten la medición en continuo. Es caro medir con este tipo de dispositivos y requieren de una buena calibración periódica.
    • Pasivos: no requieren fuente de alimentación eléctrica para tomar las muestras. Son dispositivos que se colocan en un lugar adecuado por un tiempo determinado y que luego son analizados en el laboratorio para interpretar el resultado.
       
  • Según el tiempo:

    • Corto plazo: Entre 2 y 7 días.
    • Largo plazo: De tres meses a un año.

A la hora de medir concentraciones hay que tener en cuenta que la emanación de este gas varía según determinados factores: Humedad, Presión, variaciones diurnas, temperatura... Es por esta razón que se aconsejan las pruebas a largo plazo (tres meses mínimo) para determinar con mayor precisión la concentración real estandarizada a un año.

 
 
 
 
 

El becquerelio es la unidad de medida, y corresponde a la desintegración, por segundo, de 1 núcleo atómico, por lo que la concentración de este gas en el ambiente mide el número de alteraciones que se producen en un segundo dentro de en un metro cúbico de aire (Bq/m3).
  

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar a una empresa para medir?

- Evitar los conflictos de interés:

La empresa que mide debe darnos garantías de que no está interesada en un resultado en concreto, es decir, no debe ser la misma empresa quien hace la medición y la que nos ofrece la solución. Por este motivo, en Humipro las mediciones son realizadas a través de la empresa Radón Global Services, líder en el sector. Con esto garantizamos a nuestros clientes la máxima transparencia en el diagnóstico.

- Debemos contactar con profesionales que ofrezcan garantías:

Radón Global Services (R.G.S) trabaja con el único laboratorio en España que ofrece mediciones de radón con la acreditación 17025 y está certificado por ENAC (Con cada medición se emite un certificado).

Además cuenta con un equipo de profesionales que asesoran al cliente en todo momento resolviendo todas las dudas que se generan en el proceso.

 
 
 
 
 

Ley de Cookies

La web utiliza cookies propias y de terceros (Google Analytic) para optimizar el rendimiento. Al utilizar nuestra web, usted está aceptando el uso que hacemos de las cookies.

Aceptar | Cancelar | + Info